Saltar al contenido

El feudalismo (V). Los monasterios en la Edad Media.(jueves 29 abril)

29 abril 2010

El origen de los monasterios lo encontramos en la división que hacen los ascetas de la naturaleza humana, en naturaleza espiritual, y naturaleza material. Para desarrollar la primera, habría que restingir y renunciar a lasegunda, voluntariamente restringir el sueño, la comida, el sexo, la compañía,ect para acercarse al mundo espiritual.

Este origen lo encontramso en los eremitas en el siglo III en Egipto y Siria donde ademas de tomar el voto de pobreza se renunciaba al mundo y a al familia. Estos monjes (monakos, que significaba solitario) acaban por juntarse en comunidades formando comunidades y se imponen así mismos, unas normas de convivencia y organización.

En cuanto a la organización estaban dirigidos por un abad (término que viene de la palabra abba, padre) como máxima autoridad, similar a a la de un señor feudal. También estaban los cilleros que eran lso administradores y los propios hermanos.

Este movimeiento surge con fuerza en occidente en el siglo VI cuando Benito de Nursia en el Monasterio de Monte Cassino en Italia , entre Roma y Nápoles, donde comienza a difundir su Regla, de ahí el éxito de los monjes benedictinos, que reparte la jornada en dos tareas, ora et labora (el trabajo y la oración).

Los  bárbaros lombardos acabaran destruyendo el monasterio, pero ya en la Alta Edad Media, las fundaciones benedictinas pierden sus ideales evangélicos y primitivos.

Hay un primer intenmto de reforma con Benito Aniano,: pero el movimeinto más importante lo hallamos en el 910con  Cluny, donde  tiene lugar  la reforma que intenta retomar la regla de San Benito, y que frenar el poder laico.

Su eje principal es el centralismo, una sola casa, un solo abad del que dependen el resto de abades. Su base es la oración y la unificación de la liturgia, no el trabajo, que se delega a los siervos. Tienen el apoyo de los papas y los reyes y señores, que a través de sus donaciones hacen que la orden se enriquezca y caiga en la ostentación.

En el siglo XI, surge una nueva espiritualidad en Francia con el Monastrio de Citeaux (Borgoña) debido al impuslo de Roberto de Molesmes, cuyo propósito es una renovación de la Iglesia tomando como ideal la iglesia primitiva, con el voto de pobreza,  y la Regla de San Benito. Es la Orden del Císter.

En 1098, la Orden del Císter surge en Borgoña. sus pensadores más activos fueron Aubri, Esteban Harding y Bernardo de Calraval, el gran impulsor del culto mariano, de la defensa de los pobres y propulsor de la segunda Cruzada. La Carta de Caridad es el primer capítulo de la orden en 1119 que queda recogido.

Se eligen las fundaciones según lo inhóspito del lugar y la cercanía del agua ( Fontenay, Fontfroid, Acquaformosa). En el siglo XIII había más de 700 fundaciones.

Las monjas  son admitidas desde el siglo XIII.

Los monasterios, tienen autonomía económica, no admite diezmos ni limosnas, pero si donaciones. Son econónmicamente autosuficientes, debido al trabajo, realizado por ellos mismos (monjes vestidos de blanco) y los hermanos laicos (de marrón, viven con ellos pero no hacen los votos) igualmente tenene asalariados. Este trabajo les da unos excedentes que vendidos  les da para obras de caridad para comprar inmuebles o ampliacion de dependencias.

Esto les lleva a un progresivo enriquecimiento, de grandes edificios, cosa que criticaba Bernardo de Claraval, que pide que el arte eleimine la ostentación, que las iglesias no haya pinturas ni esculturas,  los capiteles se caracterizan con vegetales, y la arquitectura funcional, es decir lo necesario dentro de un edificio, y gruesos muros como símbolo de protección contra el mundo.

Las casas madre má simportantes desde 115-1130 son la de Claraval, La Ferté. Pontigny, Fountains (G. Bretaña) y Maulbrowrn (Alemania), Savigny, y Mormound:

El vestido se caracterizaba por las perneras, la túnica, el mandil (escapulartio), la cogulla de lana virgen blanca y el zapato de cuero grueso. Duermen vestidos, nunca están desnudos ni siquiera los pies y duermen en celdas individuales.

La consecuencia final , es “la muerte de éxito” de la orden, a la multiplicación de fundaciones, se unió la dificultad de controlar el capítulo,  llevando a la fragmentación de la orden, y al posterior abandono del modelo de reforma. A esto se le sumarán, las guerras y sus consecuentes saqueos, las epidemias y las malas cosechas.

Todo ello, hace que se desvirtúe el valor original de la orden, en el siglo XIV el papa Gregorio XI e incluso los reyes y los señores feudales,se tomen incluso el derecho de nombrar abades.



About these ads
Sin comentarios aún

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: