Skip to content

EL séptimo sello. Ingman Bergman

10 enero 2018

el-septimo-sello.jpg

He visto numerosas veces el Séptimo Sello en mi vida. Siempre buscando una explicación vital a través del arte, Bergman , su autor me proporcionó claves de la existencia humana en toda su filmografía. En esta obra se reunían muchas claves además que podía entender como historiador y conocedor del mundo medieval.

Me había acercado a tan descomunal “obra” desde el existencialismo vital  que puede tener el que está vivo y se cuestiona la vida. Pero ¿qué ocurre cuando ves esta película desde el punto mismo de su protagonista, es decir, la posibilidad de la muerte ?.

Es lo que me ocurre con mi leucemia desde hace un año. Yo mismo sentí la angustia de Antonius Block suplicando a la muerte alargar “la partida”. Es una película de difícil comprensión para quien no vive esa angustia concreta,es decir estar ante la puerta de la muerte, y el estado mental recopilatorio que uno hace de su propia vida. Las preguntas que surgen. Sobre todo una pregunta, para qué,¿ cuál es el sentido de la vida en el hombre?.

Es una película difícil para occidente en la época actual, ya que ha alejado aún más la muerte del hombre alargando su esperanza de vida debido a los avances científicos de la medicina y el progreso. Tal vez en países en vías de desarrollo aún, en la lucha contra la muerte se entienda mejor este contexto histórico que muestra la película: el tiempo medieval en que transcurre la acción y el problema de la peste que asolaba poblaciones enteras. La enfermedad trae el sufrimiento , un moribundo pide agua, la vida, la compasión,la ayuda…como todos los enfermos terminales en su angustia.

La muerte asolaba y amenazaba continuamente la vida del hombre en el medievo, y debido a ello y la baja esperanza de vida, de treinta o cuarenta años, exponía continuamente al hombre a las preguntas existenciales  y a la reflexión.

Encontramos generalizada la creencia en el más allá, como explicación y consuelo a la falta de vida terrenal y dificultades de la mayoría de la población, el llamado valle de lágrimas. La muerte y la eternidad proporcionaban una prolongación de la vida.

El apocalipsis estaba cerca, el fin del mundo irreal, fantástico o por fe, estaba cerca en la realidad de la muerte cotidiana. Morir para los cristianos era despertar en el Juicio Final para la eternidad de la recompensa o el castigo.

La figura principal es el caballero Antonius Block , al  que la figura de la muerte le llega para llevárselo, es un símbolo. Él le pide para ganar tiempo le pide jugar al ajedrez.Y así tiene diálogos con la Muerte.

Para volver a casa a su castillo y visitar a su esposa abandonada tras haber realizado atrocidades en las Cruzadas.

Hay un juego en toda la película, el de los actores comediantes de teatro (José y María y su bebé…trasunto de no vamos a decir qué familia por obvia, y Jonás) que representan en la ficción los problemas reales. Continuamente a través del teatro Bergman reflexiona sobre la vida, a través del arte se buscan los porqués. El teatro aparece representado en una escena de una pintura de un retablo románico donde un pintor plasma la vida  cotidiana juglaresca de los cómicos y también la presencia de la muerte.

La superstición está constante. También la fe. José tiene visiones, la visión clásica de la dama medieval en el mediodía, la dama mágica que puede ser la Virgen. Son visiones místicas del que tiene próximo el fin. La fe provoca visiones, pero y el hambre que sufren también.

Es una época del miedo, y la película habla de esto. La instrumentalización del miedo por parte del Clero para lograr sus objetivos terrenales.Ahí está la Inquisición que explica la llegada de la peste a traves de la superstición alegando que una joven es una bruija y ha traído la maldición y hay que quemarla en la hoguera.

¿Realmente es una bruja esta joven que nos recuerda a la Juana de Arco de Dreyer?.

Qué hacer mientras cuando no existe el futuro. Es una gran cuestión que solo los que se hayan en esta situación pueden responder.

Otro item viene de la necesidad de creer enfrentada a la necesidad de entender. La fe contra la razón en dos necesidades humanas que luchan dentro dle hombre. Se puede ignorar a una u a otra.

Los personajes sin futuro a sabiendas de la legada de la peste viven sus últimos días u horas quién sabe. Es el fin del mundo. Algo parecido en su Melancholia quiere decirnos Triers. Qué hacer en tus últimos días u horas.

Hay dos posturas la propia reflexión por Antonius Block y la propia vida hasta el fin sin reflexión. Juan l el escudero dice ·La nada nos espera”.

Antonius desea alcanzar la paz hallando el sentido de la vida.

Todos los personajes son supervivientes.Todos tienen que optar mientras llega el Apocalipsis.

Placer de la carne de los cómicos o el escudero Juan. El dolor del espíritu , el insoportable dolor de sí mismo de Antonius.

Pero todos buscan la salvación es decir, el futuro, la propia vida.

El amor a Dios  tiene también su dolor. ” La fe es sufrimiento, igual que el amor que se espera”dice un personaje.

“La compañía dura poco ” añade otro.

El amor de pareja tampoco aparece perfecto consuelo. Existe en el relato la historia en clave cómica de un marido abandonado por su mujer con su amante, en la línea del Decameron.

También se busca al mal, al Diablo y su existencia y su culpabilidad e incluso para verificar a Dios así es el diálogo de Antonius con la bruja hereje.

La muerte le insta “¿ Acabarás de hacer preguntas?” Nadie te contestará”

Todos los personajes llegan al castilloa refugiarse de a peste, pero simbólicamnente e sel fin. Es la última cena leyendo las 7 trompetas y los sellos abiertos.

Qué harás, qué creerás, qué sentido hallarás cuando un día llegues a tu castillo.

Indispensable.

 

 

Anuncios
One Comment

Trackbacks

  1. EL séptimo sello. Ingman Bergman – Planeta Educarex

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: